Cómo Persuadir A Tus Clientes

 

Hola que tal mis amigos, una vez más compartiéndoles material relevante en todo este apasionante mundo de los negocios, hoy veremos algunas recomendaciones sobre cómo persuadir a tus clientes. Podemos empezar diciendo que vender es un arte o más bien una habilidad que a algunas personas se les hace muy fácil, tienen un don innato para ello, pero así también a otras personas se les dificulta de gran manera.

Persuadir a un cliente no se trata de engañar, lo primero que vamos a recomendarte, es aprender a manipular la situación para crear en la otra persona la necesidad o el convencimiento de que lo que tú tienes es lo que necesita. Hay una ciencia que demuestra cómo podemos persuadir, así que te a continuación te voy a compartir los seis factores universales que nos enseñan a tomar una decisión ¡Sigue leyendo!

Como Persuadir A Un Cliente

Ser Reciproco: El compromiso de devolver lo que has recibido de otras personas hace que muchos se sientan dispuestos a devolver la amabilidad. De acuerdo a un estudio norteamericano, la gratificación de los camareros fue aumentada por los clientes en un 3% al recibir unos caramelos de acogida en el restaurante a la hora de sentarse en la mesa.

Estado de Escasez: Cuando las personas perciben que un producto o servicio que por supuesto tiene mucha demanda las vetas por lo general incrementan, veamos un ejemplo. Cuando British Airways anunció que no continuaría con el servicio de vuelo dos veces al día en su recorrido habitual ya que se había convertido en un vuelo poco económico, las ventas del día siguiente aumentaron. Imagínate que solo porque la gente percibiera el estado de escasez resulto en la necesidad de querer algo que se iba a perder pronto.

Expresar Autoridad: Cuando hay algo que nos respalde ganamos autoridad, nuestros conocimientos, experiencia en determinado tema nos da autoridad frente en este caso a nuestros clientes. Los médicos por ejemplo, son capaces de persuadir a la mayoría de sus pacientes con solo colgar en la pared todos los diplomas que han conseguido. Por lo tanto, es altamente recomendable dar señales a los demás de nuestra experiencia y conocimiento, para crear autoridad y confianza.

Permanencia: Se activa con la perseverancia, tiene que ver además con la firmeza, cuando uno desea algo se mantiene perseverante y firme en las actividades que se desea desarrollar por alcanzar un objetivo. En la Av. 9 de Octubre muchas personas desplegaron unas pancartas apoyando la conducción segura, esto debido a los constantes accidentes de tránsito que ocasionado por la irresponsabilidad de ciertos conductores. El resultado fue, que días más tardes, numerosas personas se sumaron a este reclamo hicieron lo mismo desplegando las consignas.

Ser Agradable: Cuando una persona es agradable normalmente consigue lo que sea, la mayoría de respuestas son positivas ¿Pero qué causa que agrademos a otros?
Debes de ser una persona agradable, esforzarte por caerles bien a los demás sobre todo a tus clientes de esta manera lograrás persuadir a tus clientes antes de empezar ningún negocio, hará que tu cliente esté más predispuesto a una respuesta positiva cuando el momento llegue.

Consenso: Por lo general las personas nos sentimos inclinados a mirar las acciones realizadas de los demás para poder definir mejor las nuestras. Por ejemplo, los hoteles suelen dejar una tarjeta en los baños para invitar a los clientes a no tirar la toalla de un solo uso a lavar, si no reutilizarla una vez más como hace el resto de clientes. Los resultados son que un 30% de quienes leyeron la tarjeta, reutilizaron las toallas.
Como te puedes dar cuenta, los principios de persuasión nos facilitan un pequeño pero muy práctico comodín para desarrollar habilidades que nos apoyen a crecer en nuestro negocio.

Comparte este concepto, seguro que alguien le puede ser útil