Cómo diseñar banners que realmente llamen la atención

Los banners son la forma más ubicua (que está en todas partes) de la comercialización en Internet.

Desde los días de Geocities y MySpace, los anuncios o banners han salpicado – e incluso inundado- a toda la Web, con publicidad de todo tipo.

¿Quién no le ha dado clic alguna vez a los banners de iPads gratuitos?

La mayoría de los banners que salen en tu computadora tienen que ver con tus gustos y preferencias.

Una de las tácticas de marketing de publicidad web más importantes son los famosos banners y resulta que son “espeluznantes” representaciones precisas del historial del navegador. Como si realmente necesitáramos que nos recuerden nuestras ventas nocturnas de “impulso” en plena luz del día.

Bueno, cada quien sabe lo que compra y los banners nos lo restriegan.

¿Por qué le damos clic a esos banners?

A continuación, te doy unas ideas para mejorarlos. Recuerda que el diseño de banners es muy demandado y, cuando funcionan, muy bien redituados.

Los Banners “ciegos” – Una amenaza real para los clics

Debido a su abundancia, los banners son, en su mayoría, ignorados.

Las razones son la falta de interés para el espectador, el temor de correo no deseado, virus, pop-ups, o alguna otra reacción inesperada, y la falta general de un contenido atractivo.

Como dirían los americanos “keep it simple” y no los sobre-satures

El diseño plano (flat) se está volviendo más y más frecuente, y por lo general los banners son muy intensos y eso los hace poco atractivo para los usuarios.

Renuncia a incluir “gifts”  y a toda la paleta de colores. Nada mejor que una imagen ordenada y con colores “armoniosos”, te aseguro que esto puede significar la diferencia entre una mirada fugaz y un ojo curioso.

A continuación un ejemplo de un banner en inglés que cumple con estas características.

Llama la atención

Alguna vez te has preguntado ¿yo le daría click a ese banner?

El valor de un banner está determinado por el número de clics que genera, por lo tanto, es muy importante para incentivar a los usuarios a participar.

Con la finalidad de minimizar la desconfianza y la confusión de los espectadores, asegúrate de incluir un color brillante (solo uno, no muchos), y que el botón que los redirecciones contraste.

Ojo, debe de quedar muy claro para el usuario hacia donde lo va a re-direccionar ese clic.

A continuación un ejemplo de un banner en inglés que cumple con estas características.

Lo que viene después del clic del banner

Una vez que alguien hace clic en un anuncio, no hay nada más confuso que ser redirigido a un sitio web que se ve completamente diferente del anuncio que se acaba de hacer clic.

Un anuncio debe ser visualmente similar al sitio que al que se redirigen a los usuarios.

Los que cumplen muy bien con esto son los anuncios de automóviles, el banner corresponde a los colores de la página web.

En conclusion

Al final, lo más importante es mantener todo simple. Recuerda quien es tú mercado meta y haz que conozcan tu marca, tu “branding”.

Entre más contenido y colores le pongas a tu anuncio, más vas a ahuyentar al espectador y le generaras desconfianza.

Finalmente, recuerda que el banner debe ir acorde a los colores de la página web, el clic que le dieron al banner se puede replicar una y otra vez si haces esto correctamente.